domingo, 2 de septiembre de 2012

WENCESLAO MALDONADO / · Nuevos paradigmas de la escritura poética /Una mirada al mundo de lxs poetas jóvenes del siglo XXI en Argentina

WENCESLAO MALDONADO



nuevos paradigmas de la escritura poética
una mirada al mundo de lxs poetas jóvenes del siglo XXI en Argentina



1.- Premisa: de qué jóvenes hablo

· En estos últimos años he asistido a diversos eventos de carácter nacional o regional, en los que participaron y participan habitualmente muchos jóvenes de todo el país. Me refiero, ante todo a la Feria del Libro Independiente, llamada con su sigla FLIA, que en su versión porteña va por el número XX°, evento que se realizó este fin de semana pasado, 12 y 13 de mayo, en el Centro Cultural Pompeya, dentro del edificio y en la calle. Las FLIAs se vienen realizando desde el año 2006 en Buenos Aires, y se extendieron por el país, y hasta cruzaron las fronteras. Es una forma de vivir y socializar la cultura en forma libre, “alternativa o anárquica”, según se quiera interpretar la letra A de su sigla, e intenta un crecimiento colectivo y, en algunos casos, cooperativo, para editar el libro en forma independiente y hasta artesanal. El catálogo más completo de la Feria, El Asunto, nos ofrece un número increíble de expositores y libros, de revistas y fanzines, que crece en forma notable de encuentro en encuentro. Puede que algunos nombres de Editoriales nos resulten conocidos como Belleza y Felicidad, Milena Cacerola, Nulu Bonsai, Cinco Pantalones o MU; pero hay tantas otras denominaciones que nos sorprenden por su originalidad, como No hay vergüenza, Ratón tuerto, Refugio de monos, Casi incendio la casa, Sexy cangrejo, Pura mierda, Perro negro y más de doscientos otros nombres. La poesía aparece en todas partes como una de las estrellas de la Feria, y se hace sentir durante todo el desarrollo del evento con lecturas y performances. Para mí, la FLIA se ha constituido en uno de los momentos más importantes de observación de la producción poética juvenil. Y desde 2011 tiene, además, su antología “en vivo”.
· Otro lugar de observación, diría que casi sistemática, de poetas jóvenes de todo el país, es la Juntada, organizada por APOA en Buenos Aires desde 2009, y que ya va por su tercer encuentro. Por las tres versiones que se realizaron, pasaron más de cien poetas menores de treinta años de todas las provincias del país; y es interesante su convocatoria, porque se da intervención a quienes ya participaron de alguno de estos encuentros para que propongan otros nombres. APOA, y es para elogiar a la Comisión organizadora, no deja escapar un solo detalle y, además de la prolijidad de las mesas que se suceden, coordinadas siempre por un poeta joven y presididas por un poeta senior, elabora pequeñas antologías que registran datos y poemas de los jóvenes intervinientes. Cada año, quienes escuchamos las lecturas que se realizan a lo largo de tres días, nos llevamos la sorpresa de encontrarnos con poetas de enorme talento y textos que merecen ser puestos en relieve. Las tres Juntadas, en estos últimos años, han sido para mí el observatorio más importante de la poesía joven del siglo XXI, y me han llevado a escribir, como ahora, algunas notas para diversos medios, relacionando esta experiencia con los contactos abiertos de las FLIAs y otros eventos juveniles.
· Y hablando de otros eventos, no quiero dejar de mencionar alguna esporádica participación mía en la Pachamama, en CABA, en donde suele haber lecturas de poesía los días jueves. También señalo diversos encuentros organizados por Fusión Tribal, nombre que me parece un logro por lo emblemático de lo que suele suceder en estas fiestas de la expresión creativa de los jóvenes, en donde música, imagen, poesía y performances logran mezclarse provocando momentos de profunda comunicación y pertenencia.
· Fuentes valiosas de conocimiento de nuevos paradigmas en la poesía joven son, sin duda, las antologías. Conjuntamente con los folletos antológicos de la Juntada, me han sido muy útiles tres de estas antologías en manera particular. La primera, relacionada con la FLIA, fue presentada en 2010 por su autor, Sebastián Kirzner, más conocido en su entorno como Sebakis, nada menos que en la Zona de Poesía de la Feria del Libro; esta antología abre también el abanico a poetas jóvenes de Latinoamérica. Como rareza, el único poeta adulto incorporado en el volumen fue Javier Adúriz (lamentablemente fallecido el 22 de abril del año pasado 2011); y dada mi relación amistosa con Javier, le pregunté a Sebakis por qué lo había incorporado, y me respondió que merecía estar en una antología en medio de jóvenes, porque durante toda su vida como poeta y docente, había promovido y ayudado a que los jóvenes escribieran. Pero la antología que me llevó a observar en forma más específica a las nuevas generaciones de Argentina fue Última poesía argentina (Ediciones en Danza, 2008) de Gabriela Franco, Eduardo Mileo y Javier Cófreces, ya que gracias a sus exigentes criterios de selección, me permitió descubrir a treinta y dos poetas formidables de todo el país. El libro fue presentado en la SEA con la presencia de casi todos los jóvenes antologados. Para mí fue, además, el comienzo de una amistad con algunos de ellos que se prolonga hasta el día de hoy. En el prólogo se indican algunas líneas emergentes de todo este horizonte poético del país, sobre todo en cuanto a temas y características formales, intentando descubrir, por si hubiera, señales de una generación. Todo esto lo he tenido en cuenta en estos años sucesivos, además del dato histórico que indica que “casi todos los poetas reunidos en esta antología nacieron durante la dictadura militar…”  El tercer libro es FLIA Bs. As. en vivo, una antología hecha directamente en los dos días de la FLIA. El pasado fin de semana se vendía la antología de las tres FLIAs. del año 2011; y el primer texto que abre el libro es de Sebakis. Se armó al mismo tiempo la antología 2012, con más de cien jóvenes que pasaron dejando sus poemas.
· Y a propósito del dato histórico de la antología de Ediciones en Danza que mencioné, dato que no es menor a la hora de comprender temáticas especialmente, debo aclarar que los muchachos y chicas poetas a los que me refiero ahora, y con los que he tenido más contacto en los tres últimos años, han nacido casi todos, por no decir todos, en la época de la democracia.

2.- Cuatro perspectivas de una misma mirada.

Ya sé que lo que digo es provisorio, discutible, seguramente incompleto y, además, transitorio como la historia. Me parece imposible decir nada que valga como visión general, porque es una época en la que reina la diversidad, aún más allá de las pertenencias tribales que mencionamos más arriba. Y estos casi treinta años de democracia ininterrumpida han despertado una libertad que no quiere ser avasallada, que implica respeto a las decisiones personales y grupales, a los rasgos identitarios, hasta el punto de que, en medio de las numerosísimas publicaciones que se ven en la FLIA, la “anarquía” aparece como una necesidad de independencia, e interpreta la A final de la sigla, sumándose a los diversos sentidos de Alternativa, Amigable, Autogestiva, inclusive Atea, que los participantes expresan en distintas formas. Con bastante energía se observa, entonces,  una reacción contra la industria anónima que pretende avasallar el yo del artista. La poesía es su lugar y su tiempo de libertad.
Semejante variedad de características y puntos de vista no es fácil de emparejar o ensamblar; trataré de alinearlas en cuatro perspectivas de una misma mirada, provenientes de distintas artes y disciplinas, pero que se fusionan, casi por arte de magia, o mejor, por arte de poesía, en la escritura poética de los más jóvenes.

I.Mirada plástica: creo ver una relación bastante especial entre la plástica o, en concreto, algunos movimientos del siglo XX con esta poesía. Y no se trata de una observación caprichosa, ya que un número considerable de poetas presenta o ilustra sus poemas con elementos traídos de la plástica y con frecuencia en forma artesanal. Esa “actitud plástica” se revela en el libro como objeto que ofrecen y en la escritura misma del poema.
· Collage, con frecuencia, muchos poemas de estos jóvenes de hoy muestran un armado de elementos diversos (palabras, frases, imágenes) que se sueldan o se pegan entre sí, sugiriendo una nueva significación en su conjunto; las más de las veces suelen ser modismos de la jerga diaria, aunque se encuentran también citas reconocibles más eruditas;
· Naïf, porque las imágenes que se leen recrean en palabras, sobre todo, la realidad circundante con una visión ingenua, sea ésta consciente o no; sin embargo, muchas veces aparecen las formas fuertes del kitch;
· Vintage, expresión muy de moda para hacer referencia al interés por lo usado; y así aparece en la poesía, en las formas coloquiales más usadas, en “refritos” de lo ya visto y oído, en expresiones referenciales o autocitas, y repeticiones de otros textos en nuevos contextos; y se recrea, además, una época no vivida por esta generación de jóvenes, un estilo retro de los años 60 rockeros.

II.Mirada teatral: no es sólo una “moda autoral”, como alguien dijo en la Feria del Libro, sino porque la teatralidad está en los mismos textos ofrecidos, no para lectura personal exclusiva, sino para su presentación social o tribal.
· Poesía performática, porque ya muchos de estos poemas están escritos para ser leídos a gritos, recitados o actuados con modalidades no lejanas a algunos programas televisivos;
· Humorismo lúdico, las palabras mismas se vuelven un juego de parecidos fónicos, aliteraciones, equivocaciones, sorpresas y doble sentido; se dan incluso improvisaciones que tienen un notable parecido con el stand up.
· Realismo, ya que si hablamos de teatro, esta poesía “actúa” el vitalismo frenético y fragmentado de la vida diaria de hoy y se narra a sí misma en diálogos y expresiones coloquiales.

III.Mirada musical: sucede que donde hay música, sobre todo donde hay rock, pero también donde hay otras manifestaciones musicales, hay jóvenes; y deberíamos añadir que allí siempre hay poesía.
· Los nuevos maestros, y me refiero a los maestros de la poesía, que son los músicos como tales, aunque se sumen en muchos casos poetas tradicionales; considero que para esta generación, tal vez, la referencia más importante de la poesía es la letra de canciones;
· El poema como canción, si observamos una parte notable de los textos jóvenes que nos llegan, con reiteraciones que se aproximan al estribillo, con simplificación de sintagmas que hacen el verso rápido como un ritmo musical, casi para que alguien les ponga música;
· El poema antimusical, porque hay que reconocer que, ante la musicalidad tradicional del verso escandido o silabeado, según las tradiciones de la música poética medida, existe también una corriente de poetas jóvenes que consciente o inconscientemente, se oponen a la musicalidad “tradicional” del poema, incluida la musicalidad del verso libre.

IV.Mirada de ruptura poética: es cierto que muchos chicos y chicas participan en talleres en donde subsiste la producción y el entrenamiento según construcciones poéticas y retóricas de escuela con modelos universalmente válidos. Hay que aprender la gramática para poder sacársela de encima… Pero, de cualquier manera, me impresiona el resonar entre las generaciones más jóvenes de la palabra “anarquía”, tanto en el vocabulario como en las intenciones de hacer poesía. Y he notado abundantes casos de anarquía que interpreto de la manera que sigue.
· Anarquía gramatical, no porque las nuevas generaciones no sepan escribir con corrección, sino porque hay una ruptura voluntaria con la sintaxis, que tiene como modelo la fraseología de nuestro hablar cotidiano y se apoya en un nuevo vocabulario más tecnológico, que deja afuera tradicionales palabras y expresiones aceptadas como “poéticas”;
· Anarquía retórica, y si hay palabras y expresiones edulcoradas que se consideran extrañas a las miradas de un joven actual, más directo y realista, también la antigua retórica de símbolos y metáforas se queda afuera por las mismas razones;
· Anarquía de género, la fusión de elementos que venimos comentando hasta aquí, hace que, con frecuencia, se rompan los límites entre la prosa y el verso, entre lo lírico y lo narrativo, entre lo poético y lo conversacional, cosa que no es nueva en la literatura a través de su historia, pero que tal vez hoy se presente en forma original por la combinación de perspectivas que hemos analizado.

3.- Resumiendo.
Intento una síntesis de todo este maremágnum de datos, impresiones y experiencias, riquísimo y complejo, sin duda, en tres puntos:
(1) LIBERTAD Y ECLECTICISMO para elegir elementos de corrientes, estilos y modelos.
(2) FUSIÓN DE GÉNEROS para superar límites, sobre todo de la gramática y la retórica tradicionales.
(3) VITALISMO para buscar la fuente de la poesía en la vida misma, teniendo en cuenta que “la poesía es la vida” como varios grupos de jóvenes proclaman.

WENCESLAO MALDONADO
Buenos Aires, 17 de mayo 2012,
Instituto de Antropología de Belgrano, CABA.
FESTIVAL PALABRA EN EL MUNDO






fOTO : MARIELA CIRER LESTA

viernes, 17 de agosto de 2012

JUANO VILLAFAÑE / AL GALOPE

JUANO VILLAFAÑE


AL GALOPE



Una vez la acosé
le dije sólo caballo
así al galope
así se cruza la noche
se va del párpado a la sangre
así se explica que otros sufran la fotografía pasada
la ausencia
el dolor,
ella aprendía
venía a mi campo
abría la puerta
se abría, al galope

JUANO VILLAFAÑE / DESQUICIO

JUANO VILLAFAÑE



DESQUICIO






Nos sentábamos en el quicio como hacíamos siempre
sobre el cuerpo en la luna
o los caballos
pero los pródigos siempre tan constantes
venían a comernos
a robarnos los cuerpos
los presagios.

miércoles, 15 de agosto de 2012

OSVALDO AGUIRRE

OSVALDO AGUIRRE


frag. de un poema


......"Ahora recuerdo,/ dice, y al revés / lo llama derecho. / Agosto es lo mismo / que enero / y los diálogos / en la mesa, la ronda / y las cuentas en el patio / suenan como el viento, / su silbido en la copa / de las casuarinas, el silencio./ Veo, ahora veo ,/ dice, y confunde / sombras con cuerpos."
                                                    

Osvaldo Aguirre

LAWRENCE SCHIMEL / METONIMIA

LAWRENCE SCHIMEL




METONIMIA






Ya no me acuerdo de la cita exacta,
aunque sé de que libro viene.

Rebusco por toda la casa pero
no lo encuentro. Y de repente me acuerdo

de que cuando dividimos nuestras vidas,
nuestros libros, dejé que te lo llevases. No hay



ningún hueco en la estantería,
otros libros han ocupado tu lugar.

Otros hombres han ocupado tu lugar
en mi cama. Pero la ausencia de ese libro

que compartimos alguna vez, que leímos
los dos ese verano que nos conocimos,

abre de nuevo un vacío dentro de mí,
incluso ahora que han pasado los años






























CLAUDIA SCHVARTZ

sábado, 7 de abril de 2012

PATRICIO EMILIO TORNE / VIERNES SANTO

PATRICIO EMILIO TORNE



VIERNES SANTO


Ahora tengo mi propia actividad litúrgica:
a horas de la pasión..., la muerte, pero no creo
en la resurrección.
Me confieso desesperado desde tu ausencia.
Habremos comenzado, como la cuaresma,
un miércoles de ceniza?
Están nuestros cuerpos macerados
por el polvo?
Cuarenta días saben poco para esta historia.
Ayer, en nuestra eucaristía, faltó el sacerdote
que celebrara el sacramento
“para perpetuar en los tiempos venideros, hasta su segunda venida,
el sacrificio de la Cruz”
quizá porque sabe que nunca segundas partes
fueron buenas.
Ahora, cada uno y a su modo,
pende de su propia cruz.
Nuestra vigilia pascual
tendrá sólo el alcohol triste de la noche
y la feroz resaca de un domingo como todos.






NOVEDAD 2013. MATERIALISMO DIALÉCTICO

foto: Alicia Gallegos